EL OLOR DE LAS ORQUÍDEAS

Mariana García Luna

Con una prosa pulcra y fluida la autora entreteje una historia de amor y de tragedia que va más allá de la muerte. 

Mariana García

Mariana García Luna

Conoce a la autora

Es escritora y tallerista. Egresó del Aula de Escritores de Barcelona en 2008. Realizó el diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) en Querétaro (2006-2007). Se especializó en corrección de estilo en la escuela Cálamo & Cran de Barcelona en 2011. Fue instructora del curso Estilo Literario en el Aula Virtual de Escritores de Barcelona (2008-2012). Impartió clases de escritura literaria en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) de 2010 a 2018 y en Cálamo Centro Literario de 2017 a 2019. Es cofundadora del grupo de Escritores Independientes Capítulo Monterrey (EICAM, 2012-2019).  

Es autora de los libros: Memorias del más allá, para vivir en el más acá (Alfaguara, 2016. Audible, 2021); Frutario. Cuentos de frutas, amor y desamor (2012); La hora del té. Cuentos líquidos(2015). Fue conductora en el programa Palabras sobre la mesa de Canal 28 de TVNL (2017-2019). Vive en Monterrey, Nuevo León. 

el olor de las orquídeas

El olor de las orquídeas

Conoce la obra

Son los años cincuenta. Raquel y Alejo viven un amor de ensueño pero en secreto. El padre de Raquel se opone a su relación por sus prejuicios. Un fatídico día son sorprendidos, lo que despierta la ira del padre, quien decide castigar a los jóvenes amantes. La separación forzada es inminente y Alejo termina en la Amazonía peruana mientras que Raquel encuentra refugio con su abuela en París.

En la mejor tradición de la novela latinoamericana, Mariana García Luna nos adentra en un universo onírico donde además de Raquel y Alejo, tres personajes más: Carmina, Nana y Santiago, quienes entrarán en sus vidas de manera inesperada muchos años después, unen sus destinos por un vestido de novia. Cada uno de ellos narrará la historia desde su propia perspectiva, aunque alguno tenga que hacerlo desde la mismísima muerte, convertido en una fantasma que vaga por el Amazonas.

Esta historia no inicia con el accidente, ni con la aparición de la pequeña Carmina ni con Nana y Santiago ni con aquel mundo idílico, ni siquiera empieza con mi muerte: empieza muchos años atrás, no puedo calcular cuántos porque he perdido la noción del tiempo, solo sé que comienza con una historia de amor: la de Alejo y Raquel.

Y Raquel soy yo.

Acompaña a la autora